sábado, 16 de septiembre de 2017

ALGUNAS OBRAS PUBLICADAS, CON MENCIONES O DISTINCIONES EN CONCURSOS LITERARIOS

Todo lo relacionado con mis obras literarias sobre el ajedrez, se puede ver en mi blog: http://ajedrezyliteratura.blogspot.com/  
En mi PÁGINA de GOOGLE se enlazan los trabajos literarios que se van publicando en la WEB.
En MI CANAL DE YOU TUBE se pueden ver mis videos favoritos. 
En mi página de FACEBOOK  pueden seguirse mis actividades literarias generales.
 

Leyendas del mar

En un bar, nos explicaba un anciano marinero
de como en cada puerto se puede hallar un amor.
Ahora ya retirado, al igual que su velero,
sus curiosas leyendas recordaba con dolor.

Contaba sus fantasías en un barco perdido,
donde un día, una hermosa sirena le apareció.
O de una barcaza que con el casco carcomido
por siempre entre acantilados, anclada se quedó.

Narraba los desastres en un día tormentoso
que Neptuno y Eolo pudieron realizar.
Alzaron en los mares oleajes encrespados,
y en sólo instantes, mil naves lograron destrozar.

Esas y muchas leyendas el viejo marinero
para mitigar nostalgias buscaba relatar.
Lo real es que su nave con velas averiadas,
dormía en la arena, cansada ya de navegar.



Finalista II Concurso de poesias: Junto al mar.
Tu Concurso Litrario. España. Septiembre 2017.

La energía del mar

Se encuentra solitario parado frente al inmenso mar rumoroso, donde en ese atardecer pretende apaciguar su pena. Esta rodeado por el viento incesante y las olas que trepidan entre las rocas, las que lo ayudan a calmar la angustia que lo persigue y envuelve su corazón. Le gusta sentir el deslumbrante rugir del mar, en esas llanuras levantadas por el oleaje que le recuerdan que están llenas de vida, mientras distingue a la distancia el relámpago de las escamas de unos peces saltarines en el agua.
Entonces, con una esperanza milagrosa y transparente de su mente, la busca con ansiedad mientras el sol cae en el ocaso y va languideciendo poco a poco como una burbuja rojiza. Al esfumarse en el dilatado horizonte, el mar es iluminado por la luz plateada de la luna y es en ese preciso momento, cuando mágicamente aparece la figura de ella sobre la vastedad del mar, resplandeciendo  luminosa y bella,  entre las sombras incipientes de la noche.
Y al verla allí, radiante sobre el oleaje, se siente muy dichoso, aunque ella esté distante y lejana. Esa energía palpitante del mar, con su idioma hecho de olas y viento, a él le infunde fortaleza en la soledad de su vida y ya entrada la noche, la sigue viendo bajo el tiritar de las estrellas.



Finalista II Concurso de cuentos breves: Junto al mar.
Tu Concurso Lliterario. España. Septiembre 2017.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Eterno verano

Con ímpetu el calor global arrasa
y es una viva estampa de la muerte,
el sol con su boca de fuego abrasa
al espacio boscoso que revierte.

La humanidad está afectada en masa
porque el desatino signó su suerte,
hay una vegetación muy escasa
y el eterno verano la hará inerte.

Buscan animales llegar al río,
ardorosos y con su piel quemada
sufriendo en un planeta moribundo.

Es que ese calor portentoso e impío,
al hábitat natural lo degrada
mientras el sol va derritiendo al mundo.
















Finalista I Concurso de sonertos: tardes de verano.
Incluido en el libro Amanecer.
Concursos Literarios en Español. España. Septiembre 2017.

Sombras agónicas

El  sol se va poniendo en el ocaso
más allá del horizonte distante,
y al caer como una burbuja rojiza
el anciano poeta narra esa agonía.
Mas al apagar el sol su último rayo
su luz ya no lo protege de la noche,
y las sombras invaden sus versos.
Entonces narra su propia agonía,
que lo conduce entre las tinieblas
hacia un universo sin primavera.












Seleccionado VII Concurso de poesía Versos en el aire.
Incluido en el libro: Versos en el aire VII.
Diversidad Literaria. España. Septiembre 2017.
 

Un viejo amigo

El sol deja ver sus últimos rayos en el parque, mientras los árboles son mecidos por una suave brisa de verano. El viejo poeta se aleja caminando lentamente pensando en la poesía del día siguiente. Es la única distracción en sus solitarias tardes, antaño pobladas de amigos, pero que hoy no son más que recuerdos lejanos. Cuando las sombras tienden un manto de silencio, acallando los ecos del bullicio de los chicos, el poeta se despide del  ocaso como si se tratase de un viejo amigo.










Finalista I Concurso de Micronarrativas Tardes de Verano.
Incluido en el libro Amanecer.
Concursos Literarios en Español. España. Septiembre 2017.

Detener el ocaso

Al caer la tarde en verano
un poeta observa en el parque
que el sol pierde su infantil brillo.
Es que al irse y dejar sus juegos
los niños muestran su disgusto
añorando una tarde eterna.
Y al igual que el viejo poeta
les reprochan al sol su fuga,
deseando que se detengan
las tristes sombras del ocaso.










Finalista I Concurso de micropoesías Tardes de verano.
Incluido en el libro amanecer.
Concursos Literarios en Español. España. Septiembre 2017.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Poco a poco

Poco a poco dejaste de quererme,
y ahora no digas que me quieres
porque poco a poco dejé de quererte.

Poco a poco me has olvidado
y ahora no hables de recuerdos,
porque poco a poco yo te he olvidado.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista III Concurso de minipoemas.

Un bargueño para mis cuentos.

Incluido en el libro: Tras el espejo.

Mundo Escritura. España. Septiembre 2017.

Amor a primera vista

Ambos estaban caminando mirando sus celulares rodeados de mucha gente, cuando tropezaron en una calle céntrica y comercial de la Ciudad. Hubo un destello tenue y breve en sus miradas y cada uno percibió una agradable y excitante sensación amorosa, con los corazones retumbando en sus pechos. Se había producido el milagro denominado “amor a primera vista”. Pero como suele suceder en este agitado mundo materialista, se pidieron disculpas formales y desaparecieron para siempre entre la multitud.













Finalista III Concurso  de Minicuentos
Un bargueño para mis cuentos.
Incluido en el libro: Tras el espejo.
Mundo Escritura. España. Septiembre 2017.

Otoño en el parque

Llegó el otoño y con él, aquello para lo cual que se había estado entrenando, a fin de cumplir con eficacia las tareas de limpieza que debía realizar. Estaba convencido que esta vez lograría eliminar del suelo del parque en tiempo y forma, la gran cantidad de hojas secas que en esa época se caen de los árboles.











Finalista I Concurso de Microrrelatos.
Incluido en el libro: Luces de agosto.
Muro del Escritor. España. Septiembre 2017.

Fantasía tormentosa

Una  tormenta ya se estrella
con mucha fuerza en mi ventana
y con el viento que resuella
siento tronar en la mañana.

Un rayo cae entre la bruma
alumbrando mi fantasía.
y preparo papel y pluma,
para un gris y lluvioso día.











Finalista I Concurso de Micropoemas.
Incluido en el libro: Luces de agosto.
Muro del Escritor. España. Septiembre 2017.

martes, 12 de septiembre de 2017

Bajo un árbol tupido

Bajo un árbol tupido
bastante cargado de flor,
busqué algo adormecido
volver a mi niñez con fervor.

Ya en el final de mi vida
era muy alegre ese pensar...
¡En aquella infancia ya vivida,
cómo me gustaba jugar!

Ya sé que es imposible
hacia atrás volver a andar,
mas aunque sea increíble
todo es mágico en el soñar.

Y en él,  le pedí al creador
y a las brujas si las hay,
que me brindaran ese favor
concediéndome un replay.

Y bajo ese árbol tupido
bastante cargado de flor,
volví a ese tiempo ya ido
y a mi madre besé con amor.














Finalista III Certamen de Poesía Reloj de sol.
Incluido en el libro Paraíso
Letras como Espada. España. Septiembre 2017.

Escape a tiempo

Siempre la observaba desde la vereda, porque ella me gustaba mucho. Era muy hermosa y vivía con su familia en una lujosa casa residencial. En varias oportunidades logré intimar con ella a través de la reja del jardín, hasta que un día tomé la decisión de desaparecer de allí para siempre. Fue en el preciso instante que escuché decir a la dueña de casa, que si la perrita entraba en celo tendrían que castrar a ese perro vagabundo que la acosaba.














Finalista III Certamen de Microrrelatos Reloj de sol.
Incluido en el libro Paraíso.
Letras como Espada. España. Septiembre 2017.

Noche en el parque

Cantan los grillos
y con su eco en las flores
al parque excitan.

Cielo nublado
sin estrellas ni luna
sufre el poeta.

En noche oscura
luciérnagas se apagan
y encubren besos.

Amor furtivo
en la luz de la luna
no fue inspirado.

Luna aparece
y de gris ilumina
a unos fantasmas.

Aves del parque
surgen de las tinieblas
al huir la noche.













II Certamen de Haikus Natsume Soseki. 
Incluido en el libro Haikus y Sonetos XIV.
Letras como Espada. España. Septiembre 2017.

Apuñalar la vida

Si el aire puro se ha contaminado,
los cantares de los pájaros cesan.
Si el hermoso capullo se ha secado,
nunca más las mariposas lo besan.

Si el verde y añoso árbol es talado,
las sombras de sus hojas no regresan.
Si el desecho en el río es derramado,
sucumben los peces que lo atraviesan.

Al depredar el natural ambiente
originando irreparables daños,
los humanos apuñalan la vida.

Todos sufren irremediablemente
envueltos en amargos desengaños, 
sin que en el planeta nadie lo impida.














Finalista I Certamen de sonetos Charles Baudelaire.
Incluido en el libro: Haikus y Sonetos XIV.
Letras como Espada. España. Septiembre 2017.


martes, 5 de septiembre de 2017

Contemplando la muerte

En el atardecer de ese invierno envuelto en un aire puro y fresco, estaba asomado con las manos aferradas a la baranda en lo alto del puente. En tanto, desde allá abajo escuchaba el murmullo que provocaba el desplazamiento de las aguas transparentes y heladas del arroyo. Se encontraba en un estado de completa depresión y su mente desvariaba, pensando en suicidarse.
No había ni un alma en los alrededores y envuelto en ese delirio que lo aquejaba  se asomó por la baranda, y cuando cerró los ojos ya decidido a arrojarse, sintió en su mente atormentada una extraña sensación de desvanecimiento. Y cuando abrió los ojos, surgió como de la nada un individuo vestido igual que él, que le llamó poderosamente la atención. Se acercó con un deambular fantasmal signado por el silencio, se paró a su lado, y se apoyó sobre la baranda mirando con insistencia hacia abajo. 
En medio de su sorpresa, trató disimuladamente de reconocer quien era, pero aún no había terminado de volverse, cuando vio que el hombre se precipitaba al vacío. Al asomarse por la baranda, observó que su cuerpo destrozado estaba mirándolo apaciblemente desde las aguas del arroyo, pero al distinguir su rostro, quedó paralizado. Entonces, pensando que su vista le había jugado una mala pasada trató de mirar con más detenimiento, pero era imposible dudar, porque la imagen era la de su propio cuerpo.
Envuelto en ese misterio, se incrementó aún más el trastorno y la excitación en que se hallaban poseídos sus sentidos, invadiéndolo esa sensación particular y ominosa producida por el miedo a lo desconocido. Cerró los ojos tratando de comprender las situaciones y las extrañas circunstancias relacionadas de todo aquello.
Fue allí, que de pronto despertó con su mente angustiada de aquel desvanecimiento, y como si fuera una pesadilla siniestra, al abrir nuevamente los ojos comenzó a percibir claramente a su lado el murmullo de las aguas del arroyo. Y luego, entre esas rumorosas aguas transparentes y heladas, fue sintiendo como se iba enfriando lentamente la sangre de su cuerpo destrozado.











Seleccionado Concurso literario cuento breve.
Incluido en el libro: Historias de suspense o terror.
Asociación Letras con Arte. España. Septiembre 2017.

domingo, 3 de septiembre de 2017

La imagen extraña

En mi infancia concurría a jugar al inmenso parque ubicado frente a mi departamento y una tarde el dueño de la calesita me contó que por las noches aparecían fantasmas y que se ocultaban durante el día. Cuando al caer esa tarde estaba regresando a casa, vi un misterioso sendero intrincado y oscuro entre los árboles, que nunca antes me había llamado la atención.
Muy intrigado lo seguí entre las sombras, hasta que divisé un claro, donde había un gran pozo conteniendo agua. Algo asustado me acerqué al borde y al ver mi reflejo sobre la superficie del agua en leve movimiento, a duras penas pude aplacar un grito de horror. Era una imagen extraña que no representaba fielmente mi figura y el movimiento de mi cuerpo, y pensé que era un fantasma que se había escondido allí.
Entonces, escapé despavorido y al llegar al departamento temblando y presa del pánico, le dije a mi madre que había visto un fantasma oculto en un gran  pozo con agua. Ella me miró sonriendo y me calmó diciéndome que no me preocupara porque los fantasmas no hacían ningún daño. Hoy después de tantos años, les confieso que nunca he visto a ningún fantasma en ese parque, pero esa imagen extraña bien podría haber sido uno de ellos.

 
Seleccionado III Concurso Internacional de microrrelatos.
Incluido en el libro de antología concurso. 
Comunidad Literaria Versos Compartidos. Uruguay. Septiembre 2017.





miércoles, 30 de agosto de 2017

Viaje de vacaciones

Un hombre de extraño aspecto bajó del autobús en una parada de servicio, en un bar ubicado junto a la ruta. Un artesano que estaba en la puerta despertó su interés y luego de revisar durante algún tiempo sus productos le preguntó el precio de uno de ellos, mirándolo fijamente a los ojos, y sin esperar repuesta, ascendió rápidamente al autobús.
Una vez allí, se sentó en el asiento junto a la ventanilla, sin quitar la vista del vendedor, que parado con la mercadería en la mano, miraba hacia el autobús con el rostro demudado por el espanto. El artesano quería gritar con desesperación, pero habia quedado paralizado con una sensación de entumecimiento mortal. Mientras el autobús se ponía en movimiento y maniobraba para retomar el camino, vio como varias personas del bar corrieron para tratar de auxiliarlo.
― Creerán que fue el calor ―,  pensó sonriendo con ironía . Y mientras ese lugar quedaba atrás, se dedicó a contemplar el paisaje, esperando con paciencia el arribo de la parada siguiente, gozando de antemano por su próxima víctima en ese maléfico viaje de vacaciones de Lucifer, encarnado en la figura de ese hombre.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista XII Concurso de microrrelatos de Viajes.

Incluido en el libro Jartum.

Moleskin. España. Agosto 2017.


 



viernes, 25 de agosto de 2017

Brisas del amanecer

Ella miró el reloj y consideró que era temprano, dado que aún faltaban unos minutos para que abrieran. Levantó la vista al cielo, como si él desde allí la hubiese llamado. El firmamento lucía límpido, con unas pocas nubes alargadas que se deslizaban majestuosas. Suspiró profundamente, llenando sus pulmones con el aire fresco del amanecer, mientras esperaba para ponerle flores en su tumba.


 

 

 

 

 

 

 

 

Seleccionado II Concurso literario de microrrelatos. 

Escritores del alba.  

Incluido en el libro Escritores al alba II.

Diversidad Literaria. España. Agosto 2017.


martes, 22 de agosto de 2017

Docente y poeta

Pude ser aquel pastor que en la sierra
cuidó con mucho celo a su majada.
Pude ser un peón que hendió la tierra
con el acero de su noble azada.

Pude ser el labriego que sembró
en el terreno fértil o infecundo.
Pude ser un minero que buscó
la riqueza en el suelo más profundo.

Pude ser hachero abriendo picadas
en la maraña de la selva umbría.
Pude ser un arriero de alboradas
que utilizó las huellas como guía.

Pude ser albañil que alzó la casa
albergando esperanzas de un mañana.
Pude ser panadero que en la masa
usó levadura del alma humana.

Todo eso yo también pude haber sido,
mas con las poesías en mi mente,
de mi labor no estoy arrepentido.
Deseaba educar y fui docente.

Cada trabajo tiene su sentido.
Si en poesía el amor es la meta
y el sendero de enseñar se ha elegido,
un docente bien puede ser poeta.












Seleccionado en Convocatoria de poesías.
Revista El Rendar. Argentina. Julio 2017

jueves, 17 de agosto de 2017

Hacia mi pueblo

Me dirijo hacia mi pueblo
porque mi meta es volver,
mas no apresuro mi paso
en mi diario quehacer.

Avanzo en ese camino
y al volver la vista atrás,
queda mi rastro en la vida
que ya no veré jamás.

Se me hace larga la senda
que yo debo transitar,
para llegar al destino
con el tiempo en su pasar.

Quizás se extienda por años
y que llegue en mi vejez,
pero el regreso he emprendido
y arribaré alguna vez.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista II Concurso de poesía. Viajes.

Incluido en el libro: Viaje de ida.

Tu Concurso Literario. España. Agosto 2017.

Pereza de un viajero

En esa mañana lluviosa de primavera, mira hacia el techo de su dormitorio y al escuchar las gotas que repiquetean sobre las chapas, deja volar su imaginación, sin ganas de levantarse de la cama. Es un hombre joven y dinámico, pero en un día de lluvia como éste lo envuelve la pereza, y piensa seguir durmiendo para tomarse un descanso de su rutinario viajar como guía de turismo. Por las rendijas de la persiana de la ventana se cuela un hilito de claridad, que ilumina la mesa con los folletos que hoy tendría que entregar en la excursión al contingente turístico. 
Cuando gira la cabeza y mira hacia el reloj de la mesita de luz se sobresalta, porque son las ocho de la mañana y la combi ya tendría que haber partido. Ve que la alarma esta puesta a las seis y se alegra que no haya sonado para despertarlo con el sonido estridente de su campanilla, en un día lluvioso como éste. Entonces, con una sensación plena de felicidad, se deja llevar por la pereza y se echa boca abajo para seguir durmiendo.
Es allí, cuando repentinamente lo despierta la estrepitosa alarma del reloj. Son las seis de la mañana y rodeado del silencio, ve asomar por la ventana la claridad del amanecer con la incipiente luz del sol, presagiando un agradable día primaveral, mientras que su mente confundida, aún no llega a comprender si tuvo un soñar o un despertar verdaderos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista II Concurso de cuentos breves. Viajes.

Incluido en el libro: Viaje de ida.

Tu Concurso Literario. España. Agosto 2017.