miércoles, 19 de septiembre de 2018

ALGUNAS OBRAS PUBLICADAS, CON MENCIONES O DISTINCIONES EN CONCURSOS LITERARIOS

Todo lo relacionado con mis obras literarias sobre el ajedrez, se puede ver en mi blog: http://ajedrezyliteratura.blogspot.com/  
En mi PÁGINA de GOOGLE se enlazan los trabajos literarios que se van publicando en la WEB.
En MI CANAL DE YOU TUBE se pueden ver mis videos favoritos. 
En mi página de FACEBOOK  pueden seguirse mis actividades literarias generales.

Compra nostálgica

Tenía que hacer tiempo y aproveché para ir caminando distendido por las calles de Buenos Aires y sin saber porqué, me paré frente a un negocio de antigüedades. Al principio miré sin mucho interés las cosas ofrecidas, pero poco a poco, mi imaginación se dejó llevar por la nostalgia de los años pasados. Podía percibir el aroma que se desprendía de los viejos muebles, mientras veía una guitarra y un violín, junto con candelabros y antiguos modelos de relojes de pared y de pie.
De pronto sentí una sensación de ansiedad e inquietud cuando la vi deslumbrante, apoyada sobre el cristal de una vieja mesita de luz, junto a una cama de barrotes de bronce, desplegando toda su belleza. La conocí en mi infancia, pero luego con el paso del tiempo la perdí de vista y me había olvidado de ella. Pero ahora estaba allí, como si hubiese resucitado, mirándome y pidiéndome que la haga mía.
Entonces tomé la decisión de ingresar y señalándola con la cabeza le pregunté al vendedor el precio y en que estado se encontraba. Me mencionó que tenía poco uso y funcionaba perfectamente y al ser el monto que me indicó muy razonable, le dije que la compraba. Fue allí que con una duda reflejada en su rostro me contestó que previamente iba a consultar al dueño, porque le parecía que habían recibido un pedido de reserva por ella.
Demoró unos minutos que me parecieron siglos, durante los cuales me invadieron pensamientos pesimistas, pero cuando el empleado reapareció detrás del laberinto de muebles, una pequeña esperanza comenzó a florecer en mi alma. Al llegar junto a mí esbozó una sonrisa diciéndome que no tenían problemas para vendérmela y para probarla le colocó las pilas y me la hizo escuchar.
Mientras la oía, con mis ojos quería acariciar su cuero protector y salí del negocio disfrutando de la compra, con mi corazón latiendo de cariño. Había adquirido una pequeña radio Spica de origen japonés, que quise tanto cuando era niño y que en ese momento la recordaba en las manos de mi padre, cuando en el jardín de nuestra casa escuchábamos los partidos de fútbol que los domingos relataba el gordo Muñoz.

 




Homenaje a la radio Spica 
Fue la primera pequeña radio portátil de consumo masivo de origen japònés que a partir de la década del 60 empleaba transistores en lugar de válvulas y que produjo una revolución de la radiofonía en el mundo.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Morir en el mar

Durante su diario tiempo de vida
el sol muy radiante al mar ilumina,
pero ya al caer la tarde agoniza
emitiendo unos destellos dorados.

Y sobre las arenas de las playas
en un bello crepúsculo marino,
la gente permanece embelezada
esperando ver su muerte inminente.

Mientras el ocaso del sol se acerca
aquellos ojos se sienten dichosos,
viendo como en su caída en el cielo
parece envuelto en un manto de sangre.

Y al morir en el lejano horizonte
entre el mar y nubes enrojecidas,
el sol en la noche será olvidado
hasta que renazca al día siguiente.



Finalista III Concurso de poesías: Junto al mar. 
Tu Concurso Literario. España. Septiembre 2018.

La mansión frente al mar

Estoy sentado en el balcón de mi pequeño departamento alquilado, contemplando a lo lejos la línea azul del horizonte del mar, envuelto entre mis recuerdos amorosos y la realidad. Cuando era un joven escritor vivía con ella una vida disipada escribiéndole poemas, en su gran mansión junto al mar del otro lado de ese horizonte, con playa privada, hermosos jardines, yates y coches de lujo, disfrutando de la fortuna de su padre.
Pero hace ya varios años que me separé de ella y si bien ahora tengo un ingreso muy humilde que apenas me permiten subsistir con las pocas cosas que escribo, podría ser feliz, porque puedo deleitarme observando la salida del sol en el horizonte, pasear por la costanera sintiendo en el rostro las caricias de la brisa del mar, leer un libro o escuchar buena música. En esta vida tranquila y austera, puedo en las noches pasear por la peatonal o disfrutar de algún espectáculo artístico al aire libre.
Sin embargo, sentado en este balcón, e inmerso en aquellos recuerdos de mi juventud, me embarga la angustia y la soledad. Porque ya ven…, en esos avatares mágicos que tiene el amor, quisiera internarme detrás de aquella línea azul del horizonte del mar, para volver a vivir con ella en su gran mansión junto al mar, pero lamentablemente ahora está disfrutando con otro joven escritor la fortuna de su padre.



Finalista III Concurso de cuentos breves: Junto al mar. 
Tu Concurso Literario. España. Septiembre 2018.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Ofrenda de amor

Con los pies en el agua en ese día
para navegar por la mar serena
caminamos por la cálida arena
con un andar en suave melodía.

Y al amarradero con alegría
llegamos para gozar la faena,
pero hoy mi mente recuerda con pena
como luego aquel amor concluiría.

Al velero ella quería dar vida
pero a la muerte no le tuvo miedo
al caerse en el mar en un viraje.

Y en la arena de esta playa dolida
yo dibujo un corazón con mi dedo
para que lo ofrende a ella el oleaje.



Finalista II Concurso de Sonetos: Tardes de verano.
Concursos Literarios en Español. España. Septiembre 2018.

Atardecer de verano

En un cálido atardecer de verano
mientras el sol va cayendo en el ocaso
surge la luna esplendorosa en el cielo,
y al viejo poeta lo excita un recuerdo.
¿Será un viejo amor o un sueño juvenil?



Finalista II Concurso de micropoesías: Tardes de verano.
Concursos Literarios en Español. España. Septiembre 2018.

Sueño de una lluvia de verano

Mientras toma un café en un bar en esa tarde lluviosa de verano, el poeta busca resucitar un sueño que tuvo la noche anterior. Observa tras el cristal de la vidriera la figura borrosa de cada muchacha que pasa caminando bajo la lluvia, con la esperanza de que ella aparezca al abrirse la puerta, como había sucedido en su sueño. Pero al dejar de llover comprende que ella no vendrá, entonces transcribe en un poema las vivencias de ese sueño fallido, paga la cuenta y muy triste se marcha del bar.



Finalista II Concurso de Micronarrativas: Tardes de verano.
Concursos Literarios en Español. España. Septiembre 2018.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Sueños rotos

Se dio cuenta que le miente
y cuando al fin se separan
sus lágrimas nunca paran
y se esconde de la gente.
Luego quedan en su mente
recuerdos y mucha pena
y al romperse la cadena
de aquel primoroso sueño,
busca cartas del bargueño
y de prisa las cercena.









Finalista IV Concurso de poesías décimas:
Un bargueño para mis cuentos.
Incluido en el libro: Nostalgias de ti.
Mundo escritura. España. Septiembre 2018.

Bargueño

Las añoranzas
están en los cajones
de su bargueño.

En el barqueño
se esconden sus amantes
en foto sepia.

El tiempo pasa
y quedan los recuerdos
en el bargueño.











Finalista IV Concurso de Haikus:
Un bargueño para mis cuentos.
Incluido en el libro: Nostalgias de ti.
Mundo escritura. España. Septiembre 2018.

Un libro en el bargueño

Esta noche quedé muy sorprendido
al encontrar un libro en el bargueño,
dentro del cual tenía señaladas
unas páginas con una flor seca.

Y cuando me puse a leer su texto
volví a rememorar emocionado,
las frases recitadas a mi amada
en aquel tiempo feliz de mi vida.










Finalista IV Concurso de minipoemas:
Un bargueño para mis cuentos.
Incluido en el libro: Nostalgis de ti.
Mundo escritura. España. Septiembre 2018.

Peces felices

Los vecinos llamaron a los bomberos cuando vieron salir mucha agua del balcón de un viejo edificio. Al llegar éstos, la casa estaba completamente inundada, con el sofá, la mesa, el televisor y el bargueño flotando en el living. Por suerte, no había nadie dentro y los bomberos pudieron salvar al gato, pero no así al canario que murió ahogado. Los peces de colores liberados de la pecera, eran los únicos seres vivos que nadaban felices por la casa.










Ganador IV Concurso de minicuentos:
Un bargueño para mis cuentos.
Incluido en el libro: Nostalgias de ti.
Mundo escritura. España. Septiembre 2018.

Belleza fugaz

Mis viejos ojos
añoran mi belleza
en el espejo.










Seleccionado II Concurso de poesías haikus.
Incluido en el libro Haikus II.
Diversidad literaria. España. Septiembre 2018.

martes, 11 de septiembre de 2018

Sombras de agosto

El mes de agosto en su despedida
triste cubrió de nubes el cielo
y apagó ese día con un velo.

Un ave que en soledad vivía
cesó sus aleteos de vuelo
y cantó para darle consuelo.



 








Finalista II Concurso de micropoemas. Luces de agosto.
Incluido en el libro: Estío.
Muro del Escritor. España. Septiembre 2018.


Luces del ocaso

Sentado en un banco del parque, observaba la caída del sol en una tarde de agosto, cuando vio a una mujer que pasaba frente a él. De pronto, al ser iluminada por las misteriosas luces del ocaso, se transformó en la figura sonriente de su amada, quien se le acercó y le dio un beso como cuando aún estaba viva. Fue allí que sintió un golpe tremendo, y al abrir los ojos, vio a la mujer inclinada sobre su cuerpo caído en el suelo, tratando de  ayudarlo a reponerse de su repentino desvanecimiento.












Finalista II Concurso de microrrelatos. Luces de agosto.
Incluido en el libro: Estío.
Muro del Escritor. España. Septiembre 2018.

Triste despedida

Las luces de tus ojos al mirarme
me punzan como si fueran abrojos,
y las lágrimas brotan de tus ojos
pensando si lograrás olvidarme.

Buscas disimular sin criticarme
con una sonrisa en tus labios rojos,
tal vez mis deseos sean antojos
y dudo si conviene separarme.

Al verte tan cálida me embeleso,
te secas las mejillas al pararte
y al final te despides con un beso.

Mientas apenado veo alejarte,
no sé si un día ansiaré tu regreso
y sea yo quien no pueda olvidarte.











Finalista II Certamen de sonetos. Charles Baudelaire.
Incluido en el libro Haikus y Sonetos XXVI.
Letras como Espada. España. Septiembre 2018.