lunes, 10 de abril de 2017

Un salado despertar

En la habitación del hotel frente al mar donde estuve pasando las vacaciones, me desperté un día en el amanecer al sentir un beso húmedo y salado en mis labios. Entonces tuve un presentimiento y rápidamente me levanté y me dirigí corriendo hacia la playa, donde allá a lo lejos e iluminada por el sol de la mañana, vi la cola plateada de una hermosa sirena danzando sobre las olas del mar.












Finalista II Certamen literario de microrrelatos.
Mujeres extraordinarias.
Incluido en el libro cambios. 
Letras como Espada. España. Abril 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario