viernes, 15 de junio de 2018

Campesina enamorada

Que persigues una esperanza vana
buscando la migaja de un amor.
¿Con extrañas súplicas y promesas
quieres convocar a ese amor ausente?

Que frente a esa estatua de San Isidro
sigues aguardando algo milagroso.
¿No adviertes que unas rosas encarnadas
te acompañan con su tierno esplendor?

Que en el refugio de tu soledad
tienes el alma llena de cariño.
¿Durante esas rogativas, no ves
a un hombre que te mira con pasión?

Que sufres tu inconmensurable pena
entre el rumor y el silencio del viento.
¿No ves tras tuyo las ásperas manos
de un labrador con un ramo de rosas?











Finalista IV Certamen de Poesía San Isidro Labrador.
Incluido en el libro: Estrella.
Letras como Espada. España. Junio 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario