martes, 8 de mayo de 2018

Ojos Tristes

En silencio el poeta entró en su noche de agonía,
una noche sin la esperanza de luz de un mañana.
Y en esa bruma, que al fin de la existencia nos guía,
sus ojos me buscaban con una esperanza vana.

No veía ya más anhelo en su cuerpo entregado,
pero sus ojos me miraban tristes ese día.
Y pensando en su vida con ensueños a su lado,
comprendí que en sus ojos había una poesía.

Pero esas rimas postreras, decirme no podía,
los labios no movía, sólo su triste mirada.
Y mientras la lluvia de letras en su alma moría,
me dolía que esos versos quedaran en la nada.










Finalista III Certamen de Poesías: Lluvia de letras.
Incluido en el libro: Lluvia deseada.
Letras como Espada  España. Mayo 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario