sábado, 14 de abril de 2018

Reflexiones finales

Ya no temo perder lo que poseo
ni deseo tener lo que no gozo,
yo me encuentro como en un calabozo
y a la muerte más cercana la veo.

A mi edad el tiempo menguó el deseo
y mi alma ha caído en un profundo pozo,
mi vida ha llegado a su último trozo
cercada por la parca en su rodeo.

El no querer es lo que ahora quiero,
prendas vieja del alma son las mías
cerca de la muerte y mucho dinero.

Así como vienen se van los días,
morir al paso de la edad espero
y a los parientes miro como a espías.













Finalista I Certamen de Sonetos Francisco de Quevedo. 
Incluido en el libro Haikus y Sonetos XXI.
Letras como Espada. España. Abril 2018. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario