lunes, 11 de diciembre de 2017

Volvió a buscarla

Los golpes en la puerta de entrada resonaron en toda la casa. Mientras su hija, que había enviudado hacía unos días, fue a ver quien era, los golpes cesaron de pronto y entre los ecos que aún resonaban en sus oídos, la madre oyó intrigada el ruido de la cerradura. Al sentir que se abría la puerta, un viento helado entró por el largo pasillo, y al oir el desconsolado alarido de su hija, corrió hacia la puerta. La viuda ya no estaba, y en la noche la calle permanecía desierta y tranquila.












Finalista III Concurso de Micorrelatos: Queridos fantasmas.
Incluido en el libro: Fantasmas y quimeras.
El Muro del Escritor. España. Diciembre 2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario