miércoles, 13 de diciembre de 2017

Islote misterioso

Mientras el sol intenso caía con fuerza en la tarde, se encontraba en soledad disfrutando en su pequeña embarcación, de una tranquila navegación sobre las suaves olas del mar. De pronto, le llamó la atención el reflejo del sol sobre un diminuto objeto que estaba flotando a la deriva y chocó contra el casco. Se trataba de una botella cerrada con un tapón, que flotaba en el mar conteniendo  un papel con un mensaje.
Luego de izarla bajo el sol que quemaba, apenas la destapó para verificar su contenido, como si fuera un embrujo, se encontró de pronto en otra dimensión de espacio y tiempo. Se hallaba tirado sobre la arena ardiente de la playa de un pequeño y misterioso islote rocoso, provisto de una frondosa vegetación. Entonces, bajo un calor intenso, con mucha sed y un miedo irracional, decidió inspeccionarlo.
Cuando se internó entre las rocas, al mirar tras unos árboles, le pareció ver la  imagen de una muchacha que lo dejó subyugado. Fue en ese preciso momento que se recuperó del desmayo, y al despertarse tirado sobre la cubierta con el tapón aferrado a su mano, sentía que su cabello le ardía y tenía la boca pastosa. La botella estaba hecha añicos con el papel aferrado a ella.
Y después de beber bastante agua y de recuperarse a la sombra bajo el fresco aire marino, dirigió su barco hacia aquel islote, cuya ubicación se indicada en el mensaje de la botella, porque estaba muy ansioso de verificar la realidad de aquel sueño. 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista II Concurso de Cuentos breves: Embrujados.

Incluido en el libro: Mundo imaginario.

Tu Concurso Literario. España. Diciembre 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario