lunes, 13 de noviembre de 2017

Indio Viejo

Bajando de las montañas va el indio viejo,
paso a paso, junto a su mula y a su perro.
A veces va cerca del borde, a veces lejos,
por las sendas salvajes del nevado cerro.

Nunca a nadie pidió nada el del tranco lerdo,
tal vez su pobreza no precise dinero.
De su imagen todo el pueblo tiene recuerdos,
con su tez cobriza y su vincha por sombrero.

El indio al bajar no quiere saber de treguas,
ya que parar sería morir en el hielo.
Sus ojos añoran los espejos del agua,
y el arco iris, entre las montañas y el cielo.

Marcha despacio, sin detenerse un momento,
con su perro, su mula y su cuerpo encorvado.
Nunca sus ojos están tristes o contentos, 
porque al indio, ciego los años lo han dejado.















Finalista III Certamen Literario de poesías.
Incluido en el libro Através de los naipes.
Letras como Espada. España. Noviembre 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario