viernes, 13 de octubre de 2017

Amor pasional

Ella veía como la luz de la luna llena se reflejaba en su camisa, que parecía más blanca sobre su piel oscura y como sus firmes dedos aferraban la rueda del timón. Cada tanto una ola los alcanzaba y rompía delicadamente salpicando sus pies. Él estaba descalzo y ella también. Los pies blancos y pequeños de ella, parecían más pálidos, junto a los oscuros de él. Un escalofrío la invadía en cada oleada de espuma, dado que era fresca esa noche estival.
Adelante, y ya más cerca, la esperaban en el puerto otra vez los rumores y malicias de la gente. Poco le importaba lo que decían de ella. Como podía explicar que era muy feliz y que la vida se había convertido en una copa de agua fresca y ella no quería morir de sed. Que nunca ella había navegado y ahora en el barco disfrutaba de puerto en puerto y de río en mar. Que comían corvina recién pescada, acompañada con cerveza helada en las aguas cálidas del río, y sopa caliente con vino tinto en las frías aguas del mar.
Como podía explicar ella que se amaban como conejos en la cucheta y como gaviotas en la cubierta bajo el sol. Que a ella no le importaba  lo que decían, lo que hablaban, lo que sabían. Que pensaba que él era sólo de ella y que ninguna mujer se lo podía robar. Mientras seguía viendo los reflejos de la luna llena en su camisa blanca, que remarcaban la piel oscura de él, estaba segura y satisfecha, porque ningún otro hombre del mundo podría lograr poseerla con tanta pasión.









Finalista II Concurso de cuento breve: amor amor.
Incluido en el libro El sueño.
Tu Concurso Literario. España. Octubre 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario