martes, 15 de agosto de 2017

Tango de ayer

El tango de ayer es una emoción
cuando evoca las tardes de arrabal,
con un ciego fumando en el umbral
y casas con veredas al zanjón.

Lloran los fantasmas de la canción
con el rumor de un destino fatal,
su triste poema muestra cabal
venas con sangre de bandoneón.

Nos recuerda las cosas que pasaron
como esa serenata en la ventana,
que a los yuyos del fango perfumaron.

¿Es el tango la luna suburbana?
Su pena por los barrios que cambiaron,
siempre alumbrará una calle lejana.












Finalista I Certamen Literario de Sonetos Blas de Otero.
Incluido en el libro: Haukus y Sonetos XIII.
Letras como Espada. España. Agosto 2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario