miércoles, 16 de agosto de 2017

Lentes protectores

Sentada en un banco del parque la viejita dispersó un puñado de cereal sobre el piso. Como por arte de magia, surgieron desde el cielo varias palomas que se apiñaron para picotear el alimento. Hacía tiempo que les daba de comer y le divertía hacerlo. De pronto, apareció un pájaro extraño que luego de revolotear hasta acercarse a ella, atraido por el reflejo de sus lentes se arrojó con sus garras hacia sus ojos. Por suerte éstos la protegieron y con su bastón pudo ahuyentar al agresor.













Finalista III Concurso literario microrrelatos El muro.
Incluido en el libro: Destierro.
Muro del Escritor. España. Agosto 2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario