lunes, 1 de mayo de 2017

Frente al mar

El sol ha reaparecido en la mañana frente al mar, apagando el apocalipsis de su larga noche de insomnio y ahora todo brilla ante sus ojos bajo la calidez de sus rayos, mientras la gente disfruta de las playas. Ellos están al margen de su mundo, que gira en derredor de la deseperación, pero él debe permanecer allí para cuidarlos. Porque ese es su presente, después de aquel frustrado amor que hace poco todo lo abarcaba en su vida de bañero.
En aquellas noches en su habitación se amaban intensamente y luego se deleitaban en la seducción silenciosa de sólo mirarse, en aquellos momentos de paz y sosiego. Pero un sector de su alma murió cuando los deseos de ella finalmente se apagaron y decidió separarse. En su desolación, le parecen hoy muy distantes aquellas otras horas tan felices de su vida. 
De pronto, todo sucede repentinamente, y lo envuelve la angustia al verla a lo lejos en la playa, respirando alegremente la brisa del mar entre la gente, junto a otra piel esbelta y tostada. Hay muchos días por venir, tal vez demasiados en este verano, y deberá estar allí también mañana con su alma sufriendo frente a ese mar, con la gente disfrutando de sus playas bajo los rayos del sol, que ahora para él ya no tienen calidez y ante sus ojos humedecidos, todo ha dejado de tener brillo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Seleccionado I Concurso de cuento breve.

Incluido en el libro Surcando el viento. 

TU CONCURSO LITERARIO. España. Abril 2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario