viernes, 17 de febrero de 2017

El velero y el mar

Sentado sobre una roca inmutable
las olas rugen ardorosamente,
mas la espuma se dispersa amigable
humedeciendo mis pies dulcemente.

En un paisaje del mar admirable,
veo lejano a un velero atrayente,
que subyuga a mi espíritu excitable
inmerso en el azulado poniente.

Emitiendo un destello reluciente,
el navío seductor y atrevido
se acerca hacia mí presurosamente.

Viene navegando airoso y erguido
eludiendo las olas diestramente,
y de gozo a mi ánimo lo ha sumido.












Finalista VIII Concurso de sonetos.
Incluido en el libro: Mirando hacia delante.
Concursos literarios en español.
España. Febrero 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada